Recuperación de libros y documentos

Dentro de los diferentes tipos de contenidos que se pueden ver afectados por un incendio y/o inundación, un apartado especial lo ocupan los libros, revistas y documentos, que pueden ser recuperados y restaurados en su gran mayoría, mediante personal especializado, protocolos, productos y equipos adecuados. 

Recuperación en caso de agua y moho

Los documentos dañados por agua, deben ser secados evitando así la proliferación microbiana (mohos, hongos y bacterias) y la deformación de los materiales. Se deben retirar a un ambiente limpio, seco y con una temperatura controlada, para su tratamiento por parte de nuestros equipos de trabajo. Para ello BMS cuenta con protocolos, productos y maquinaria adecuada, tales como desecantes y cámaras de liofilización, basadas en el proceso de sublimación.

    Recuperar libros y documentos dañados
    N

    Tipos de documentos

    Libros, archivos, revistas, manuscritos, y cualquier otro tipo de documentación pública o privada.

    N

    Proceso de recuperación

    Es muy importante que al igual que con cualquier otro daño causado por un incendio o inundación, se aborde la recuperación de estos bienes lo antes posible, para eliminar cualquier tipo de contaminación, tanto química como bacteriana, que pueda degradar los materiales y conseguir de esta forma, los mejores resultados finales.

    Respuesta inmediata 24/7 para recuperación de documentos

    Recuperación en caso de fuego

    En caso de incendio, el hollín y el humo puede llegar a impregnar los documentos. En ese caso el proceso de descontaminación de BMS incluye métodos de limpieza tales como la retirada de partículas con esponjas impregnadas de químicos específicos para tal fin, soplado con aire y un conjunto de técnicas de desodorización diferentes, evitando de este modo los daños en la pigmentación de las hojas, fotografías y textos.

      Los documentos dañados por agua, deben ser secados evitando así la proliferación microbiana (mohos, hongos y bacterias) y la deformación de los materiales. Se deben retirar a un ambiente limpio, seco y con una temperatura controlada, para su tratamiento por parte de nuestros equipos de trabajo. Para ello BMS cuenta con protocolos, productos y maquinaria adecuada, tales como desecantes y cámaras de liofilización, basadas en el proceso de sublimación.