Limpieza tras una inundación

Una vez efectuadas las tareas de mitigación de siniestro, extracción de agua y secado comentadas anteriormente, y alcanzado el nivel de humedad relativo adecuado, suele ser necesario realizar un limpieza de las instalaciones y continentes con objeto de eliminar la suciedad y los posibles contaminantes depositados durante la inundación.

Es fundamental que esta limpieza se efectúe por especialistas, ya que estas situaciones presentan peligros que no son fáciles de detectar, como crecimientos fúngicos, oxidaciones, inundaciones internas, filtraciones o agua con alta contaminación que pueden ser perjudiciales para la salud.

El protocolo seguido por BMS implica la clasificación de estancias según la contaminación existente, la parcialización para evitar contaminación cruzada, el tratamiento específico de materiales empleando el abanico de técnicas disponibles como limpieza por ultrasonidos o criogénica (ver apartado de servicios), inventariado de elementos textiles y mobiliario y entrega final a cliente.

Por muy desastrosa que parezca la situación, una empresa especializada como BMS puede conseguir resultados sorprendentes y ayudar a reducir el daño material.

Haga clic aquí para obtener asistencia de emergencia 24/7