Limpieza por ultrasonidos

La descontaminación por ultrasonidos consiste en la retirada de los contaminantes y oxidaciones en elementos  mediante inmersión en cubas con productos líquidos específicos donde se producen unas ondas de elevadas frecuencias. La energía de esta ondulación y las burbujas que ésta genera es capaz de penetrar en todos los huecos que presentan las piezas sumergidas, lo que hace que se retire la capa de contaminante u oxidación de manera eficiente. Este método además de ser muy eficaz, porque es capaz de llegar a oquedades donde difícilmente se puede llegar con otro método, es económicamente muy rentable, lo que permite reducir costes. Se consiguen además acabados de alta calidad en el tratamiento de las distintas piezas afectadas.

BMS ha aplicado esta tecnología en la recuperación de siniestros industriales, principalmente en piezas mecanizadas que han quedado cubiertas por hollín. Se ha conseguido retirar tanto los contaminantes del siniestro como las oxidaciones producidas. Esta tecnología también permite realizar mantenimientos rutinarios de maquinaria o elementos como planchas, encapsuladoras, etc.

BMS posee cubas de varios tamaños completamente equipadas y con total movilidad por lo que todo este equipamiento se puede desplazar de forma rápida y eficiente en cuanto se solicita, con el consiguiente ahorro de plazos y costes, frente a otras opciones. Esta versatilidad hace que se pueda aplicar a todo tipo de elementos metálicos de dimensiones de hasta de varios metros independientemente del tipo de industria que haya sufrido el siniestro

Este método es sin duda el más eficiente para numerosos elementos que puedan ser sumergidos en las líneas de cubas que posee BMS. La rapidez del sistema, junto con los productos específicos para estos tratamientos que emplea BMS han probado su gran prestación en numerosos siniestros a lo largo de la dilatada experiencia de BMS en el mundo, y en nuestro país, en concreto.