Limpieza y recuperación de acero inoxidable

Restableciendo la calidad del acero

De una forma sencilla, puede decirse que el acero inoxidable es una aleación de hierro y cromo con un contenido de cromo (Cr) superior a 10,5% y de carbono (C) inferior a 1,2%. Con estos contenidos mínimos de cromo y carbono, ya se puede formar una capa superficial de óxido de cromo estable y auto regenerable (capa pasiva), que proporciona la resistencia contra la corrosión.

No obstante, los defectos e imperfecciones de la superficie del acero inoxidable pueden perturbar drásticamente este proceso de «autocuración» y reducir la resistencia a la corrosión. Por ello, a menudo es necesario un proceso de recuperación o limpieza para restablecer una calidad superficial aceptable.

Es importante hacer un mínimo mantenimiento al acero inoxidable para alargar su vida útil. Óxidos, huellas dactilares, hollín, residuos de inundaciones y otros tipos de contaminantes pueden corroer la superficie.

BMS ofrece un servicio de recuperación, limpieza y conservación del acero inoxidable con más de 20 años de experiencia en todo tipo de industrias. La diferencia entre el acero inoxidable pretratado y el tratado es simplemente sorprendente, como se puede observar en las fotos.

Ante cualquier duda de corrosión en la superficie, póngase en contacto, le ayudamos

Tecnología vanguardista

BMS utiliza la última tecnología química con un nuevo método de limpieza que produce resultados extraordinarios en superficies de acero inoxidable que han estado expuestas a todo tipo de condiciones climáticas, fuego, agua, etc.

    N

    Condiciones especialmente corrosivas

    • El hollín del fuego y contaminantes de inundaciones.
    • Lugares con exposición a agua de mar, sal o contaminación
    • Altos niveles de contaminación industrial o urbana